Hoy la tendencia es usar productos de bajo mantenimiento y con la menor cantidad de juntas posibles, motivo por el cual el PRFV (Plástico Reforzado con Fibra de Vidrio) es lo óptimo, ya que viene en rollos de un espesor de 1,2 mm, 1,00 m de ancho y de 60 m de longitud o en planchas de longitud a definir.

El producto se aplica pegado sobre el sustrato o con tarugos sanitarios, también puede ser montado sobre placas de algún material adecuado y luego se aplica sobre la pared a proteger.

El PRFV es un laminado plástico, plano y opaco elaborado a partir de resinas poliéster y reforzado con fibra de vidrio.

Es un sistema constructivo que soluciona sus más altos requerimientos para proteger, recubrir y decorar aquellas áreas que exigen máxima resistencia y facilidad de limpieza, siendo el laminado de mayor uso en muros y plafones de lugares que requieren alto grado de asepsia.

PRFV está diseñado para ofrecer la máxima protección sanitaria, otorgando un ahorro significativo, rapidez de instalación y mínimo mantenimiento, cumpliendo con requerimientos de alta especificación como es el GEL – COAT.

Para su fabricación se utilizan materias primas de la más alta calidad las cuales cuentan con la certificación ISO-9002.

 

VENTAJAS

  • Alta resistencia al impacto y a productos químicos.
  • No crea hongos
  • Limpieza fácil y rápida
  • Durabilidad y flexibilidad
  • Estabilidad térmica
  • Resistencia a la corrosión
  • Mínimo mantenimiento
  • Máxima protección sanitaria.

 

PARA VER LA HOJA TÉCNICA DEL PRODUCTO, descárguela desde el enlace de abajo.